Enzo Romero, ingeniero del Perú construye mano biónica con botellas

Enzo Romero, ingeniero del Perú construye mano biónica con botellas. Ingeniero del Perú Enzo Romero nació con una mano y se preguntó si podría construir una mano biónica para sí mismo después de ver película de Star Wars.

Enzo Romero mano biónica

Después de crear una mano biónica para sí mismo con botellas de plástico derretidas, el ingeniero peruano Enzo Romero comenzó a fabricar prótesis impresas en 3D para otros, y cuestan miles de dólares menos que las prótesis tradicionales.

El desafío: una mano biónica, con dedos que se abren o cierran en respuesta al movimiento o las señales eléctricas del muñón de una persona, puede mejorar drásticamente la vida de alguien que ha perdido una mano.

Sin embargo, las extremidades biónicas a menudo cuestan decenas de miles de dólares , y de los 3 millones de personas que se estima que viven en todo el mundo sin una mano o un brazo, 2,4 millones viven en países en desarrollo, donde el alto costo puede ser prohibitivo.

Las extremidades biónicas a menudo cuestan decenas de miles de dólares.

Durante sus estudios, Romero desarrolló un proceso para crear un filamento de impresión 3D a partir de botellas de bebidas de plástico derretidas. Esto ayudó a ahorrar dinero cuando finalmente imprimió una mano biónica azul brillante para sí mismo.

LAT Bionics

Romero es ahora el fundador de LAT Bionics, una empresa que crea prótesis personalizadas para personas en Perú, donde 12.600 personas viven con amputaciones de miembros superiores y el salario mínimo es inferior a $ 300 por mes.

La puesta en marcha: el modelo menos costoso de LAT Bionics contiene solo un motor y cuesta $ 800, mientras que el más caro cuesta $ 2,500; está controlado por un sensor electromiográfico que detecta pequeños movimientos musculares en la extremidad del usuario.

De los 3 millones de personas en todo el mundo sin una mano o un brazo, 2,4 millones viven en países en desarrollo.

Hasta el momento, la empresa ha equipado a unos 20 peruanos con manos biónicas. Según Romero, muchas de estas personas perdieron sus manos en accidentes de trabajo y están pagando a plazos sus nuevas manos.

Cada mano biónica se crea mediante escaneos 3D del muñón del usuario. El software personalizado de la compañía luego usa esos escaneos para crear los archivos digitales para una impresora 3D . Una vez impresas las piezas de la mano biónica, el equipo de LAT Bionics la ensambla.

Romero le dijo al Centro de Innovación Social de Cambridge que todo esto se puede completar en solo una semana, mientras que el proceso tradicional para crear una prótesis a medida puede llevar de dos a tres meses.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.