En Perú siguen prohibidas las reuniones sociales y familiares. César Gentille observó implementación de acciones de fiscalización y control realizadas por la Policía Nacional del Perú, bajo inmovilización social obligatoria.

Perú reuniones

El funcionario gubernamental reiteró que las fiestas y reuniones familiares siguen prohibidas para salvaguardar la seguridad nacional y mantener los esfuerzos para controlar la propagación del COVID-19.

“Las fiestas y reuniones familiares siguen prohibidas porque implican hacinamiento y potenciales focos de contagio. Se mantendrá una supervisión permanente para evitar que ocurran (las tertulias) y ponerlas como un ejemplo negativo de lo que no se debe hacer”, afirmó.

“Debemos defender y mantener los avances en la lucha contra el COVID-19 para superar esta pandemia lo antes posible”, agregó.

El titular del sector Interior afirmó que la fiscalización de estas actividades no solo se realiza en las zonas periféricas, sino en toda la capital y en todo el país.

“Estas intervenciones no se realizan de manera focalizada, es decir, solo en zonas periféricas y dejando a un lado el centro urbano. Tenemos que realizar una supervisión transversal”, afirmó.

Gentille explicó que los ciudadanos pueden practicar deportes individuales en la playa. Sin embargo, las reuniones sociales y familiares en estos lugares siguen estando prohibidas.

“Tenemos que comportarnos con responsabilidad. Hemos avanzado en la lucha contra el coronavirus. No podemos bajar la guardia. Por eso, debemos mantener acciones preventivas, como el uso de mascarillas, higiene de manos y distanciamiento social”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí