Empresas de China, secretos de Latinoamérica antes de invertir. Las ONG chinas y peruanas subrayan la necesidad de una mayor comprensión de las normas sociales y ambientales para empresas de China en Latinoamérica.

Empresas China Latinoamérica

Incluso durante el período COVID-19, la relación comercial entre Perú y China ha ido viento en popa a medida que avanzaba la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) y la compra de Luz del Sur, la mayor empresa eléctrica de Perú.

En este contexto, es necesario promover el diálogo entre la sociedad civil, los funcionarios públicos y el sector privado de China para comprender mejor el marco regulatorio socioambiental de Perú y mejorar la sostenibilidad a largo plazo de las inversiones chinas en el país.

Cabe destacar que la compra de Luz del Sur se suma a los activos de la Corporación China Three Gorges en Perú, ya que también es socio mayoritario de la central hidroeléctrica Chaglla, ubicada en el departamento de Huánuco.

Este proyecto era propiedad de la firma brasileña Odebrecht, que tenía compromisos incumplidos para construir obras y asegurar el acceso al agua de las comunidades aledañas y fue fuente de conflicto en 2019.

Sin embargo, hasta la fecha, Chaglla aún no ha sido parte de la corrupción regional Lava Jato, investigación que se centró en Odebrecht. Pero tal incertidumbre pone en peligro el diseño del proyecto, que según las comunidades carece de transparencia y mecanismos de diálogo adecuados.

Uso sostenible de recursos

Se deben aprender lecciones de proyectos como el Lote 58, un campo petrolífero en el departamento de Cusco, en el que China National Petroleum Corporation compró acciones y continuó con las mismas condiciones socioambientales que generaron conflicto. El proyecto carecía de una gobernanza eficiente y el Estado peruano no cumplió con el derecho a la consulta previa.

Con esto en mente, en un reciente webinar organizaciones de la sociedad civil latinoamericana e instituciones chinas abogaron por la creación de espacios para dichos intercambios como una oportunidad para recomendar mejoras a las inversiones.

Derecho Ambiente y Recursos Naturales (DAR, Perú), Green Camel Bell (China), China Civil Climate Action Network (China), Chongqing Renewable Energy Society (China) y Chongqing International Culture Exchange Center (China), organizaron recientemente el primer espacio denominado “Foro Perú Medio Ambiente e Inversiones”.

Este evento en línea acercó a la comunidad china a comprender el contexto político y económico de Perú, así como sus regulaciones ambientales y sociales, que se incluyen en el marco de desarrollo de inversiones de los dos países.

Los participantes incluyeron a Zhang Jingjing del Proyecto de Responsabilidad de China, quien dijo que los líderes de las empresas chinas deben conocer los riesgos ambientales antes de realizar inversiones.

También dijo que es necesario comprender la normativa ambiental y de los pueblos indígenas a la hora de invertir en Perú y América Latina, e implementar mecanismos de debida diligencia al realizar proyectos en áreas biodiversas.

Zhang también dijo que en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta y los tratados internacionales en los que China y Perú son partes, el sector empresarial chino debe internalizar el uso sostenible de los recursos naturales.

Conociendo Perú

Junto a Zhang, Mercedes Lu de la Environmental Law Alliance Worldwide (ELAW), German Alarco, profesora de la Universidad del Pacífico y Denisse Linares, especialista del DAR, también representaron a la parte peruana, cuyos aportes buscaron profundizar el conocimiento del público chino sobre nuestro país.

Lu dijo que los riesgos sociales y ambientales permanecieron porque no se aplicaron los estándares. Agregó que Perú ha pasado por una serie de paquetes de reformas que han flexibilizado aún más el marco regulatorio socioambiental, de modo que las inversiones extranjeras podrían aplicar estándares más laxos que los internacionales más estrictos.

Alarco señaló problemas en la falta de diversificación de productos en el comercio exterior de Perú, que se compone principalmente de metales y minerales. Recomendó que las empresas extractivas, incluidas las chinas, mejoren sus contribuciones fiscales ya que la contribución neta actual es baja y en muchos casos las empresas mineras están subsidiadas.

Linares brindó a los participantes chinos un panorama del marco regulatorio socioambiental del Perú, que sus inversiones deben respetar, enfatizando el Sistema Nacional de Evaluación Ambiental y que es obligatorio aprobar las inversiones.

Es importante que esto también sea internalizado por la comunidad empresarial china que invierte en Perú, ya que en muchos casos este es el marco de la normativa ambiental que se viola cuando, por ejemplo, los estudios de impacto ambiental no se realizan adecuadamente.

Asimismo, es fundamental que se reconozca a los pueblos indígenas y su derecho a la consulta previa, que es obligatorio en el Perú y representa una diferencia sustancial con China, donde solo se reconocen las minorías étnicas.

Los tratados firmados por Perú y China, como el Convenio sobre la Diversidad Biológica , deben proporcionar un terreno común para mejorar los estándares ambientales en las relaciones comerciales.

De la unión de actores chinos y peruanos, también queda claro que se considera vital la integración de estándares ambientales y sociales en los TLC, lo cual es especialmente relevante dada la presencia de China en el Foro de las Naciones Unidas sobre Cuestiones Indígenas, un espacio para el reconocimiento de derechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí