Emprendedores peruanos fabrican mascarillas con cuero de pescado

Covid -19

Una pareja de emprendedores peruanos decidieron no dejarse frenar por la pandemia de Covid-19 y reinventar su empresa. Los artículos que hacían antes del brote de coronavirus no se estaban vendiendo, así que comenzaron a fabricar tapabocas hechos con su materia prima predilecta: el cuero de pescado.

Efraín y Keyla se han reinventado varias veces en las últimas épocas. Hace cinco años tenían un negocio de comidas, pero la tradición de Semana Santa de no comer carne les hizo repensar el menú de su restaurante y se pasaron a la comida de mar.

Veían cómo la piel del pescado que utilizaban para su restaurante se echaba a perder y las cantidades no eran pequeñas. Así que decidieron cambiar de línea de trabajo y dedicarse a diseñar y fabricar artículos y accesorios hechos de cuero marino.

Este matrimonio siempre ha estado preocupado por el impacto de las empresas en el medio ambiente y, sabiendo que la industria del curtido de cuero es de las más contaminantes del planeta, decidieron aprender de artesanos peruanos y unir ese conocimiento ancestral de las culturas incas, quechuas o chinchas junto con sus ideas. Los tintes los hacen utilizando ingredientes naturales como la cúrcuma, el maíz morado, los troncos de árboles o raíces de plantas.

La última transformación de la empresa surgió a raíz de la pandemia de Covid-19. Un anuncio a mediados de abril del presidente Martín Vizcarra en el que alertaba de la escasez de mascarillas protectoras en Perú impulsó a esta pareja a cambiar los artículos que confeccionaban y a comenzar la producción de mascarillas reutilizables. Los tapabocas llevan un filtro de algodón orgánico removible y lavable para que los usuarios estén protegidos y no creen desperdicios.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí