Plástico contaminante, amenaza sin fronteras

Plástico contaminante, amenaza sin fronteras. El 90 % de los desechos plásticos que contaminan los océanos provienen de diez ríos en África y Asia. Esto demuestra la necesidad de soluciones más innovadoras dirigidas a los mercados emergentes. Perú también es parte del problema. Se trata de un padecimiento global.

Plástico contaminante

Lo que los mercados emergentes de África y Asia tienen en común es la falta de un procedimiento eficaz en la gestión de residuos. También está el problema de la conciencia y el conocimiento del medio ambiente, ya que muchas personas ignoran que la contaminación con plástico es un problema.

La consecuencia es que las personas disponen materiales plásticos, como botellas, a la conveniencia mínima. Este comportamiento indiscriminado permite que el plástico fluya a los ríos y luego al mar, lo que genera contaminación del agua. Y esta afecta la salud humana y animal, por igual.

Enfrentar al plástico contaminante requiere estrategias que detengan el desperdicio de plástico antes que ingrese a los océanos. Actualmente, no hay herramientas efectivas disponibles para recolectar y limpiar desechos plásticos una vez que encallan en el mar.

De allí que la prevención es la acción clave necesaria para tratar la contaminación del plástico oceánico y su impacto. Si se resuelven estos problemas, lo primero es centrarse en la infraestructura de residuos en los mercados emergentes.

Lagos genera más de 13,000 toneladas de desechos municipales diariamente, y el plástico representa dos tercios de todo el material reciclable recolectado. Los problemas generalizados de la falta de infraestructura para la gestión eficaz de los desechos y los hábitos de eliminación inadecuados provocan que la mayoría de los residuos de plástico terminen en nuestros océanos.

Un estudio de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) indicó que las partículas de plástico invisibles de los neumáticos son una fuente importante de contaminación oceánica. Contribuyen hasta con un 30% de «sopa de plástico». Y en muchos países en desarrollo son la mayor fuente de plástico contaminante.

Con una población mundial creciente y un aumento continuo de la presencia de plástico en productos clave, la reducción de la contaminación del océano es clave para mantener la vida tanto del mar como de la vida humana. Es necesario un cambio en la actitud hacia el plástico y los países deben adoptar e implementar políticas e infraestructura que mitiguen el problema plástico.

El sur del Chile y el milagro de una ola mágica para el surf

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.