Derrame de petróleo en Perú, a 3 meses pescadores siguen sin trabajo

Derrame de petróleo en Perú, a 3 meses pescadores siguen sin trabajo. Tres meses después de un derrame de petróleo que contaminó playas en Perú, cientos de pescadores siguen sin trabajo a medida en plena Semana Santa.

Perú pescadores petróleo

«Nunca imaginamos pasar una Semana Santa tan triste porque normalmente la gente come pescado en esta época», dijo Anthony Chumpitaz, presidente de una asociación local de pescadores artesanales.

Casi 12.000 barriles de crudo se derramaron en el mar frente a Perú el 15 de enero cuando un buque cisterna descargó petróleo en una refinería propiedad del gigante energético español Repsol en Ventanilla, a unos 30 kilómetros al norte de Lima.

Transportado por las corrientes oceánicas, el petróleo se extendió unos 140 kilómetros hacia el norte, matando a cientos de aves marinas y obligando a los pescadores a abandonar sus faenas debido a la contaminación descrita como un desastre ecológico por el gobierno.

Al menos 5.000 pescadores artesanales y comerciantes de Lima y la vecina provincia de Huaral se han visto afectados por el derrame, según el gobierno.

Mariscos

Muchos restaurantes de pescado y marisco se han visto obligados a cerrar.

«Me siento indignada. No tengo trabajo. No estábamos preparados para este derrame», dijo Rocío Alonzo Espinar, de 30 años, comerciante de pescado en Ventanilla, mientras cocinaba fideos con atún enlatado en un comedor social.

Varios comedores populares han surgido en el área desde el derrame.

Repsol, que atribuyó el derrame a una erupción volcánica a 10.000 kilómetros de distancia cerca de Tonga en el Pacífico, acordó pagar indemnizaciones a pescadores y comerciantes.

Chumpitaz dice que los afectados hasta ahora solo han recibido un pago de 500 soles en enero, más otro pago anticipado de 3.000 soles.

Todavía no se ha llegado a un acuerdo sobre la compensación total que se pagará a las personas.

«El costo de vida está aumentando y eso nos está afectando mucho», dijo Chumpitaz desde la playa Cavero en Ventanilla, donde varios empleados de Repsol continúan limpiando y descontaminando la zona.

A finales de marzo, la empresa española dijo que había limpiado el 95 por ciento de las zonas costeras y marítimas contaminadas.

Repsol niega su responsabilidad en el vertido.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.