Decenas de sacerdotes mueren de COVID-19 en América Latina. Un número alarmante de sacerdotes registran muertes tras contraer COVID-19 mientras realizaban su labor pastoral en Latinoamérica.

Sacerdores Covid-19 muertes

La Iglesia católica en América Latina no se ha librado del flagelo de la pandemia COVID-19. En 2020 y en el primer trimestre de 2021, decenas de sacerdotes en varios países como Venezuela, México, Perú, Colombia y Bolivia han fallecido tras contraer COVID-19 mientras realizaban su labor pastoral asistiendo a los fieles y apoyándolos en su lidiar con el miedo y el dolor.

Según un comunicado reciente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) dirigido a la caridad pastoral católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) , desde marzo de 2020, cuando COVID-19 comenzó a extenderse por todo el país, hasta la actualidad 201 de los sacerdotes de 2002 que actualmente sirven en Venezuela han contraído la enfermedad. De estos, 24 han muerto posteriormente.

Venezuela

Como se informa en el comunicado de los obispos, “el 10% de todos los sacerdotes en Venezuela se han infectado con COVID-19. Las cifras muestran que el 11,9% de las personas infectadas y el 1,2% de todos los sacerdotes del país han muerto por el virus ”.

La CEV explicó además que “quienes sirven a la Iglesia no pueden evitar la exposición al virus COVID-19. Los sacerdotes que cumplieron con su vocación de servicio a la comunidad, que cumplieron con su misión de ‘Doctores del Alma’ lo hicieron sabiendo que, aun después de tomar todas las precauciones en las iglesias y cumplir con todas las normas de higiene, corrían el riesgo de contagiar. ellos mismos y, por lo tanto, también corrieron el riesgo de morir».

México

Según la información de que dispone la pastoral benéfica ACN, las circunstancias del clero en México son aún más calamitosas. El Centro Católico Multimedia (CCM) ha informado que, desde el inicio de la pandemia en 2020 hasta marzo de 2021, han fallecido 245 sacerdotes y religiosos por complicaciones relacionadas con el COVID-19. Entre los fallecidos se encuentran cinco obispos, 221 sacerdotes y religiosos, 11 diáconos y ocho religiosas.

En un informe emitido en febrero, el CCM escribió que los más afectados fueron las Arquidiócesis de Guadalajara, de México, de Puebla, de Morelia, de San Luis Potosí, de Toluca y la Arquidiócesis de Tlalnepantla.

Perú

La situación en Perú es igualmente grave. Particularmente conmovedora fue la noticia de la muerte de Mons. Luis Armando Bambarén Gastelumendi SJ, obispo emérito de Chimbote y ex presidente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), fallecido el 19 de marzo. Eduardo Peña Rivera, capellán de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) en Piura, una región del norte del país, también falleció a causa del COVID-19 en marzo.

La derrota más reciente fue el padre Dergi Facundo. El joven sacerdote, que había consolado a los que padecían la enfermedad al administrar los sacramentos en las regiones del norte del país, falleció el 16 de abril.

Colombia

Colombia también ha sufrido la pérdida de un obispo: el 11 de enero de 2021 falleció el obispo Luis Adriano Piedrahita de Santa Marta. Según la información de que dispone ACN, en un período de tiempo fallecieron 10 sacerdotes jesuitas que vivían en la misma casa en el distrito de Chapinero de Bogotá. de dos semanas a fines de 2020. Entre abril de 2020 y enero de 2021, 12 jesuitas en el país murieron a causa de la enfermedad.

La muerte del monje franciscano Gabriel Gutiérrez Ramírez el 2 de abril fue un duro golpe para los católicos en la capital colombiana. El monje era conocido como el “Ángel de los Desterrados” por su apostolado por los sin techo y por el establecimiento de la fundación “Callejeros de la Misericordia”.

Bolivia

No se dispone de información reciente de Bolivia; sin embargo, a mediados de 2020 el portal “Información de la Comunidad de Bolivia” (Servicio de información de la comunidad religiosa de Bolivia, Infodecom) informó que 13 sacerdotes habían muerto por COVID-19 . Uno de ellos fue el obispo Eugenio Scarpellini de El Salto. La Arquidiócesis de Cochabamba también perdió cinco sacerdotes a causa de la epidemia el pasado febrero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí