Crimen en Amazonía de curandera suma linchamiento de canadiense y dos arrestos

Crimen en Amazonía de curandera suma linchamiento de canadiense y dos arrestos. La historia concita la atención más allá de Perú. Un canadiense fue linchado en la Amazonía luego que miembros de una comunidad indígena lo acusaran de matar a una líder. La policía afirmó que se trata de Sebastian Woodroffe, de 41 años. Habría sido responsable del asesinato de la activista de derechos de los Shipibo-Konibo, Olivia Arévalo. Ahora dos hombres han sido arrestados presumiblemente por el asesinato de Woodroffe.

El canadiense estudiaba las propiedades de la ayahuasca para la curación de adicciones.

Woodroffe se mudó de Victoria, Columbia Británica, al Amazonas para estudiar métodos de curación natural. Se especula que fue uno de los pacientes de Arévalo. Encontraron su cadáver enterrado a poca distancia de la casa de Olivia Arévalo.

Un video muestra los momentos finales de Woodroffe. El grita mientras yace en un charco, frente a una casa de madera. Se ve a un hombre poniendo una cuerda alrededor de su cuello y golpeando a Woodroffe  varias veces antes de arrastrarlo. El cuerpo de la víctima parece flácido después de un corto tiempo mientras una multitud de personas, incluyendo niños, observan.

Un portavoz de la oficina del fiscal general de Ucayali confirmó que el hombre en el video era Woodroffe, y agregó que una autopsia de su cuerpo indicó que murió de estrangulación. Ricardo Palma Jiménez dijo que los fiscales estaban explorando varias teorías sobre el asesinato de Arévalo.

 

Asesinato de Arévalo

Su muerte generó indignación entre peruanos y grupos ambientalistas y de derechos humanos en todo el mundo. Amazon Watch la calificó de «horrible» y la honró como defensora de «los derechos de su pueblo en las profundidades de la Amazonía peruana».

 

Olivia Arévalo, asesinada de dos balazos. Se la reconoce como chamán de una etnia de la Amazonía.

Woodroffe utilizó el sitio web de crowdfunding IndieGogo hace aproximadamente cinco años para recaudar fondos para viajar de Victoria a la Amazonía peruana para «aprender medicina de plantas». Esto lo ayudaría en el asesoramiento de adicciones.

Ayahuasca

El canadiense había dicho que «una reciente intervención familiar para un familiar con adicción al alcohol me ha abierto los ojos». Y agregó que su objetivo a largo plazo era «crear una plataforma para la enseñanza en un centro de curación y desintoxicación, basado en la medicina de plantas y la naturaleza».

Un amigo de Woodroffe le dijo a la emisora canadiense CBC que el hombre de 41 años había viajado a Perú varias veces para experimentar con la ayahuasca, una milenaria droga alucinógena.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.