Covid-19 impulsa a repensar el turismo de masas. La pandemia por Covid-19 ha obligado a destinos de turismo de carácter masivo a cuestionar su modelo de negocio, aunque es probable que las realidades económicas se interpongan con cambios importantes.

Covid-19 turismo masivo

La naturaleza ha reemplazado rápidamente a las hordas de visitantes en sitios como Machu Picchu en Perú, donde los avistamientos de esquivos osos andinos han causado revuelo entre los conservacionistas.

Y en Tailandia, que ha experimentado una caída en las llegadas de más del 83 por ciento, la fauna marina, incluidos dugongos, tortugas y tiburones ballena, está disfrutando de un repunte.

El gobierno tailandés ha decidido cerrar más de 150 parques nacionales durante un promedio de tres meses al año y limitar el acceso para que la vida animal y vegetal pueda florecer.

“De ahora en adelante, queremos un turismo de calidad, no queremos una afluencia masiva de turistas a nuestros parques nacionales”, dijo Varawut Silpa-archa, ministro de recursos naturales y medio ambiente.

Es posible que las tarifas de los visitantes tengan que aumentar para compensar la pérdida de ingresos, pero «es el precio que tenemos que pagar» para preservar los recursos naturales, dijo.

Educar a los viajeros

El acceso a Machu Picchu también se ha restringido y las autoridades peruanas están considerando formas de desarrollar un modelo más exclusivo.

El alcalde local, Darwin Baca, dijo que esperan que se pueda convencer a los turistas de que se queden más tiempo, por ejemplo, con visitas guiadas a sitios naturales como cascadas mientras esperan ver Machu Picchu.

El sitio normalmente recibe alrededor de US $ 5.5 mil millones por año según estimaciones oficiales.

Jean-Francois Rial, director de la agencia de viajes Voyageurs du Monde, pensó que podría ser posible «educar a los visitantes» para que busquen sitios menos conocidos o para que visiten fuera de la temporada alta.

Los funcionarios en Dubrovnik, Croacia, que tipifica los efectos del turismo excesivo, quieren atraer turistas a lugares fuera de las murallas de la apretada ciudad medieval.

También quieren «reposicionar Dubrovnik en un destino de excelencia y turismo sostenible», dijo Ana Hrnic, directora de la oficina de turismo de Dubrovnik.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí