Covid-19 afectó el negocio de productores de pisco en Perú. El pisco es el aguardiente de uva de la costa pacífica sudamericana por excelencia y en el Perú hay miles de litros almacenados que no se han vendido por el Covid-19.

Productores pisco Covid-19

Rosa Grados tiene miles de litros almacenados que no ha vendido por la pandemia del coronavirus. “Esperas un año para llegar al momento de la destilación y cuando estás en la puerta, todo se corta”, dijo Grados, cuya marca “Cholo Matías” es una de las más reconocidas en Perú.

En 2008 se presentó como regalo a 21 presidentes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, realizado en Lima.

Al igual que Grados, más de 500 productores de pisco en Perú han visto caer sus ventas en más del 50% durante la pandemia y los campos de uva de miles de agricultores se han arruinado por cosechas tardías, debido a cierres obligatorios de más de 100 días que se impusieron a ralentizar el virus.

“Algunos no pudieron cosechar nada y los que pudieron cosechar recibieron un precio tan bajo que no cubrió sus gastos”, dijo Grados, de 58 años, mientras camina entre viñedos secos en la costa sur, en el Valle de Ica.

La gente ha estado plantando uvas en el valle de Ica desde el siglo XVI, cuidando viñedos en un área al sur de Lima, hasta la costa del Pacífico. La zona disfruta de sol todo el año y, según los agricultores, produce uvas con alto contenido de azúcar y baja acidez, la combinación clave para un buen pisco.

Pero eso no tiene ningún valor en estos días para miles de pequeños agricultores del valle como Juan Tasayco, quien dice que 2020 es el año “más caótico” e incierto de su vida. No pudo cosechar las 11 hectáreas de uvas que plantó a tiempo y perdió toda su inversión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí