Cómo reducir los riesgos de derretimiento de glaciares en Perú. A medida que los glaciares se derriten, forman lagos glaciares que, a pesar de su apariencia pacífica, albergan numerosos riesgos.

Glaciares en Perú

Bajo un proyecto piloto encabezado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), un equipo de expertos, incluidos ingenieros civiles y ambientales están estudiando métodos para ayudar a proteger una región de la Cordillera de los Andes amenazada por la retirada de los glaciares.

La fase de prueba del proyecto piloto concluirá a finales de mes. Si tiene éxito, sus métodos podrían usarse también en otras partes del mundo.

Una solución que se está estudiando es el uso controlado de agua de lagos glaciares. Eso permitiría a los ingenieros drenarlos rápidamente en caso de emergencia, como si un gran trozo de glaciar cayera en un lago.

“La idea principal aquí es explorar varias ideas a la vez, porque la forma más efectiva de mejorar la seguridad de las personas que viven en áreas afectadas por la retirada de los glaciares es desplegar no solo uno sino una combinación de sistemas”, dice Anton Schleiss, un honorario profesor de ingeniería civil en EPFL y ex jefe de la Plataforma de Construcciones Hidráulicas (LCH) de EPFL.

El LCH se ha asociado con otras instituciones suizas como la Universidad de Zúrich y el Centro de Investigación sobre el Medio Ambiente Alpino (CREALP) en un proyecto de investigación de ocho años sobre el retiro glacial en Perú.

Estaciones de medida

“Estamos trabajando con la Universidad de Zurich y CREALP para establecer sistemas que utilizarán dos lagos glaciares como fuente de agua potable para las comunidades locales, así como para el riego de cultivos y tal vez incluso para la generación de energía hidroeléctrica a pequeña escala”, dice Schleiss.

Para ayudar a lograr ese objetivo, Alain Foehn, uno de los estudiantes de doctorado de Schleiss, desarrolló un modelo para hacer pronósticos hidrológicos. Estableció estaciones de medición en los lagos glaciares para monitorear y predecir continuamente la tasa de flujo del agua de lluvia a medida que fluye hacia las áreas de captación, junto con los cambios en la temperatura del aire y los niveles de agua.

Deja un comentario