Chile, Boric recibe proyecto de nueva constitución

Chile, Boric recibe proyecto de nueva constitución. Después de un año, el proyecto de nueva constitución de Chile será presentado oficialmente hoy al presidente Gabriel Boric.

Chile Boric nueva constitución

El presidente de hile Gabriel Boric recibe este lunes proyecto de nueva constitución, antes de ser finalmente sometido a referéndum en el país profundamente polarizado.

El nuevo texto, que sustituirá a la constitución redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), pretende establecer nuevos derechos sociales.

Fue elaborado por una asamblea constituyente de 154 ciudadanos, la mayoría de los cuales eran independientes de filiación política, que será disuelta un año después de que comenzara a funcionar el 4 de julio de 2021.

El documento será luego sometido a referéndum el 4 de septiembre, con voto obligatorio de 15 millones de chilenos, quienes decidirán si aceptan o rechazan la nueva constitución.

Reescribir la constitución de la era de la dictadura fue una de las principales demandas de los manifestantes que inundaron las calles en 2019 y mantuvieron manifestaciones semanales durante meses antes de que la pandemia de coronavirus las redujera.

Artículos

En el primero de los 388 artículos de la nueva constitución, se describe a Chile como «un Estado social y democrático de derecho», además de «plurinacional, intercultural y ecológico».

“Reconoce como valores intrínsecos e inalienables la dignidad, la libertad, la igualdad sustancial de los seres humanos y su relación indisoluble con la naturaleza”.

«Creo que hemos cumplido con las demandas sociales, con los deseos de la ciudadanía, que es lo que la gente esperaba y quería de este proceso», dijo Bárbara Sepúlveda, asambleísta por el Partido Comunista.

Feminismo

“Es una propuesta que representa un avance histórico en materia de democracia y garantía de los derechos sociales para nuestro país, y encima está llena de feminismo de pies a cabeza”, agregó Alondra Carrillo, del izquierdista Frente Amplio.

Otros miembros constituyentes de derecha se mostraron menos entusiastas.

Para Cristian Monckeberg, esta es una oportunidad «perdida» de «construir algo que una y no divida» al país.

Pero con solo 37 de los 154 escaños en la asamblea constituyente, la derecha política estaba en minoría.

El proceso «no fue tan sencillo y amistoso como muchos de nosotros hubiéramos querido y soñado», dijo el escritor y periodista Patricio Fernández, uno de los 104 miembros independientes de la asamblea.

Pero como se necesitaba una mayoría de dos tercios para aprobar cada artículo, la única fuente de solución era el diálogo y el compromiso, incluso cuando surgían tensiones.

Aborto

El derecho nacional al aborto, algo que ha sido anulado en los Estados Unidos, se consagraría en la ley.

«Es una constitución de otra época. Estoy totalmente convencido de que si se aprueba, cuando miremos hacia atrás en este proceso… se verá con mucha más ternura y cariño que ahora», dijo Fernández.

Dividida en partes iguales entre hombres y mujeres, la asamblea constituyente también contenía 17 escaños reservados para los indígenas, que representan alrededor del 13 por ciento de los 19 millones de habitantes de Chile.

Una de esas integrantes, Natividad Llanquileo, activista del grupo indígena más grande de Chile, los Mapuche, dijo que el proceso constituyente representó «el espacio más democrático que hemos conocido en la historia de este país».

Además de reconocer los diferentes pueblos que componen la nación chilena, la nueva constitución otorga cierta autonomía a las instituciones indígenas, especialmente en materia de justicia.

Reforma social

Varias veces en las últimas semanas, el líder millennial Boric ha reiterado su apoyo al proyecto constitucional y ha agregado que el documento actual representa un «obstáculo» para una reforma social profunda.

Aun así, varias encuestas de opinión sugieren que la nueva constitución aún puede ser rechazada. Con el texto completo aún por publicar, muchos chilenos dicen que no están seguros.

Durante los próximos dos meses, los partidarios del cambio «tendrán que trabajar para convencer de que realmente cambiará la vida de las personas, mientras que Rechazar intentará atraer a su favor a sectores más moderados», dijo Claudio Fuentes, politólogo del Centro Diego Portales. Universidad, dijo a la AFP.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.