Castillo, el por ahora presidente del Perú ante legisladores

Castillo, el por ahora presidente del Perú ante legisladores. El presidente del Perú, Pedro Castillo, respondió ante el Congreso, después que mayoría de los legisladores votaran para destituirlo.

Perú Castillo legisladores

En Perú, el presidente Pedro Castillo rechazó las acusaciones de corrupción luego de que el Congreso votara para iniciar un juicio político en su contra esta semana.

Castillo, un exmaestro de izquierda y líder sindical, prometió corregir los errores cometidos por su administración y señaló la necesidad de una reforma gubernamental más amplia. Todo indica que su escasa credibilidad y falta de ascendente conspira contra sus propias medidas.

Dijo el por ahora presidente Pedro Castillo: “Perú vive actualmente una crisis institucional sin precedentes que involucra a los tres niveles de gobierno. Esto repercute negativamente en la calidad de los servicios públicos que como Estado brindamos a la población. Esta situación no puede continuar”.

El índice de aprobación de Castillo se ha desplomado al 26% desde que asumió el cargo en julio pasado. Perú ha tenido cinco presidentes desde 2016. La crisis política vuelve a estar en la cúspide de la agenda pública.

Castillo se mostró también conciliador en su discurso de 85 minutos y exhortó a la oposición a buscar consensos para acabar con el clima de polarización que caracteriza la relación entre el Ejecutivo y Legislativo peruanos desde hace cinco años.

Corrupción

«Mi gobierno ha sido objeto de acusaciones de sectores mediáticos y políticos, se quiere hacer creer a la población que estamos inmersos en actos de corrupción, situación que rechazo enérgicamente», aseguró el mandatario.

«Existe un sistemático trabajo para cuestionar la legitimidad de la Presidencia y obstruir las labores del Ejecutivo, con el único propósito de vacar al presidente o de encontrar mecanismos para recortar su mandato», subrayó Castillo.

Recordó que desde que ganó las elecciones, en junio de 2021, sus adversarios derechistas se negaron a aceptar su victoria en las urnas, alegando fraude a pesar de que Estados Unidos, la OEA y la Unión Europea descartaron irregularidades.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.