Carretera Perú-Brasil a través de Amazonía virgen, cobra impulso

Carretera Perú-Brasil a través de Amazonía virgen, cobra impulso. Científicos y residentes del Parque Nacional Serra do Divisor temen impactos por carretera entre Perú y Brasil, amenazando la biodiversidad única del área.

Carretera Perú Brasil

Antônio Martins da Costa vive a orillas del río Azul, dentro del Parque Nacional Serra do Divisor, un área protegida en el estado de Acre, en el extremo occidental de Brasil.

Costa se mantiene a sí mismo a través de la pesca, una pequeña plantación de maíz y arroz, y la crianza de pollos y patos. El resto lo lleva al mercado en Mâncio Lima, la ciudad más cercana, que está a nueve horas en bote de su comunidad, Belo Horizonte. En uno de estos viajes, se enteró de un proyecto para construir una carretera dentro del parque. “Nadie vino a hablar con nosotros sobre eso”, dice.

Hoy, la carretera, BR-364, ya tiene cerca de 4.000 kilómetros de largo, conectando el sureño estado de São Paulo con el estado de Acre, en la frontera con Perú. Tanto el gobierno federal como el estatal pretenden extenderlo otros 230 km para conectar Juruá, en el oeste de Acre, con Pucallpa, en Perú.

Al hacerlo, la carretera se adentraría 20 km en el parque Serra do Divisor, hogar de pueblos indígenas aislados y una de las mayores biodiversidades del planeta.

Puertos peruanos

La carretera tiene como objetivo acortar la ruta de Brasil a los mercados y puertos marítimos peruanos, facilitando el envío de productos agrícolas desde las regiones norte y central de Brasil a Asia, especialmente a China, que en 2021 representó el 34% de las exportaciones brasileñas de agronegocios.

Hoy, sin embargo, la BR-317, un tramo de lo que se conoce como la Carretera del Pacífico o Interoceánica, ya conecta las localidades fronterizas de Assis Brasil, en el sureste de Acre, e Iñapari, en Perú.

Sin embargo, según Janaína Terças, coordinadora institucional de la Federación de Industrias de Acre en Juruá, la nueva carretera acortaría el viaje hacia el Pacífico. La ruta BR-317 existente cruza una región montañosa, es más larga y serpentea más en su camino hacia los puertos peruanos.

“Esto no solo hace que el tramo por Assis Brasil sea más lejano, sino también más peligroso, especialmente para cargas pesadas. La reducción de la distancia de Rio Branco [la capital de Acre] a Lima por la nueva carretera sería de unos 1.600 km, lo que abarataría las importaciones”, dice Terças.

Resistencia

Sin embargo, el proyecto ha enfrentado la resistencia de los pueblos locales e indígenas por los cambios que traería a sus territorios. Los científicos también temen el impacto sobre las raras especies nativas que habitan las 840.000 hectáreas de selva amazónica preservada del área.

También existe un plan para construir un enlace del ferrocarril interoceánico propuesto desde el medio oeste de Brasil hasta Pucallpa, que también podría pasar por el parque.

Ese proyecto, parte del plan ferroviario estratégico brasileño, es considerado factible por ingenieros chinos que lo respaldan como una ruta para que la producción agrícola llegue a Asia a través del Océano Pacífico.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.