Carlos Camino, el chef de Miraflores se consolida en Francia. Carlos Camino es el único chef en Lyon que ofrece cocina de fusión que viaja entre Francia y Perú, su país de origen, con gran éxito.

Carlos Camino Miraflores

Unos meses después de mudarse de la rue Garibibaldi en diciembre para instalarse en su nuevo restaurante boulevard des Belges aux Brotteaux, el Miraflores tuvo que, como todos sus colegas, cerrar sus puertas el 15 de marzo, dos días después de su inauguración oficial, el 12 de marzo!

Pero como en las mejores historias un día regresó a la escena, post pandemia. Y volvióla noche del sábado 6 de junio. Gran momento para el chef peruano Carlos Camino.

No es obvio cuando ha invertido mucho y ha pedido prestado para embarcarse en una nueva aventura interrumpida durante casi dos meses y medio. Su nuevo establecimiento representó una inversión de 1,2 millones de euros.

Se ingresa al establecimiento a través de un “bar de ceviche”, Yka, de alguna manera la brasserie del restaurante gourmet a precios bajos (ceviches entre 15 y 16 euros). Si aún ignora el ceviche, el plato sudamericano favorito del chef es un plato de mariscos o pescado crudo que se “cocina” en una marinada ácida, generalmente lima, y ​​se sirve frío. Hay infinitas variantes.

Unos pocos pasos más y luego de cruzar este “bar de ceviche”, se ingresa al restaurante gourmet que está contiguo y que normalmente ofrece 26 cubiertos, que se reduce a 22 para poder respetar las normas sanitarias.

Allí el chef da rienda suelta a su creatividad al utilizar la mayor cantidad posible de productos de su país, acompañado de frutas y verduras de la región. “A la cocina no le gusta la aproximación”, le gusta decir al chef, que cumplirá 40 años a fines de este año.

Orgánico hasta la médula

En su cocina hay mucho pescado, cereales y, sobre todo, dice “mucha biodiversidad”. Y agrega: “A menudo pensamos que Perú es el Pacífico. Es verdad. Pero también son las montañas con los Andes y otro 60% de la selva amazónica, lo que explica la riqueza de los ingredientes”.

Durante sus estancias regulares en Perú, absorbe las nuevas tendencias culinarias del país, va en busca de productos olvidados.

En términos de diversidad peruana, ofrece tres menús nocturnos (menú “Costa” inspirado en el lado del Pacífico, a 85 euros); el menú “Sierra” con productos de las montañas y la cultura andina, a 125 euros; y finalmente un menú “Selva” que se inspira en la Amazonía peruana, a 180 euros.

El sábado 6 de junio, día de reapertura, el restaurante estaba lleno. No parece una casualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí