Cabarets de París reciben ayuda estatal por aporte a la cultura

Cabarets de París reciben ayuda estatal por aporte a la cultura. Los cabarets de París, como el Crazy Horse, Paradis Latin y el Moulin-Rouge fueron los primeros beneficiarios de ayuda estatal durante la crisis sanitaria.

Cabarets París

Una auditoría del Tribunal de Cuentas de Francia reveló que los cabarets de París estuvieron entre los primeros beneficiados por ayuda pública, en medio de la crisis sanitaria. También se auditó el apoyo del Ministerio de Cultura a otros dos sectores, cine y patrimonio.

En los tres casos, la Corte acoge con satisfacción la rapidez de la intervención del Estado a favor de actores repentinamente privados de actividad. Pero observa una falta de controles rigurosos para asegurar que las ayudas no superen las pérdidas ocasionadas y que acudan a las empresas que más los necesitan.

Los auditores señalan «una discrepancia entre el volumen de créditos abiertos y la valoración de la eficiencia del gasto». Selañan que «el Ministerio de Cultura no ha planificado una evaluación de la asignación de estas ayudas».

En particular, no es posible identificar efectos inesperados o casos en los que los beneficiarios, acumulando los diferentes tipos de ayuda, se hubieran beneficiado de una compensación excesiva por el impacto financiero de la crisis.

«La lista de beneficiarios muestra una concentración relativa de las ayudas, en beneficio de los más estructurados», subraya el Tribunal de Cuentas.

Los cabarets parisinos han sido abundantemente apoyados por el fondo de compensación por pérdidas de taquilla del National Music Centre: 1 millón de euros cada uno para el Crazy Horse, el Latin Paradise y el Moulin-Rouge, casi 700.000 para el Lido. Esto es mucho más, por ejemplo, que en Le Printemps de Bourges (500.000 euros) o incluso en los teatros más grandes.

Facturación

Según Camulc, Unión Nacional de Cabarets, Music Halls y Sedes Creativas, la facturación del sector cayó casi un 80% en 2020, hasta los 45 millones de euros.

A las observaciones, la ministra Roselyne Bachelot respondió que parecía «prematuro» juzgar su actuación, mientras que los efectos de la crisis «se siguen sintiendo».

Promete que su ministerio «realizará en 2022 una valoración a posteriori de estos dispositivos, para medir y concretar los efectos de estos apoyos».

Bachelot recordó el alcance del apoyo estatal, «con más de 820 millones de euros en créditos presupuestarios ya desplegados desde 2020». Y están previstos 426 millones de euros para el sector de las artes escénicas como parte del plan de recuperación, dijo.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.