Brasil, pesca ilegal en caso de periodista británico desaparecido

Brasil, pesca ilegal en caso de periodista británico desaparecido. La policía de Brasil investiga vínculos con pesca ilegal en caso de periodista británico desaparecido y otro ex funcionario brasilero.

Pesca ilegal periodista desaparecido

Un equipo de búsqueda rastrea al periodista británico Dom Phillips y al experto indígena Bruno Pereira, quienes desaparecieron mientras informaban en una parte remota y sin ley de la selva amazónica, cerca de la frontera con Perú, en el valle de Javari, Brasil.

La policía brasileña que investiga la desaparición se centra en las personas involucradas en la pesca ilegal y la caza furtiva en tierras indígenas.

Dos de los oficiales son detectives de la policía del estado de Amazonas directamente involucrados en el caso, mientras que el otro es un alto oficial de la policía federal brasileña que lo sigue de cerca. Solicitaron el anonimato para discutir una investigación en curso.

“La principal hipótesis delictiva en este punto es que las personas involucradas y su móvil estaban relacionados con actividades de pesca ilegal y furtivismo en territorios indígenas”, dijo el policía federal.

Los testigos dijeron que vieron por última vez a Dom Phillips, un periodista independiente que ha escrito para The Guardian y el Washington Post, el domingo. Phillips viajaba a lo profundo de una parte sin ley de la selva amazónica con Bruno Pereira, un exfuncionario de la agencia indígena federal Funai.

Su desaparición ha tenido eco en todo el mundo, con políticos, celebridades, periodistas y activistas instando al gobierno del presidente brasileño Jair Bolsonaro a intensificar sus esfuerzos para encontrarlos.

Valle de Javari

El ministro de Justicia de Brasil, Anderson Torres, tenía previsto reunirse con un diplomático británico el jueves al margen de la Cumbre de las Américas en Los Ángeles para discutir el caso.

Phillips y Pereira estaban en un viaje de reportajes en el Valle de Javari, una zona selvática remota cerca de la frontera entre Perú y Colombia que alberga la mayor cantidad de indígenas aislados del mundo. La región salvaje y rebelde ha atraído a los contrabandistas de cocaína, así como a los cazadores y pescadores ilegales.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.