Bodega Vinos de Potrero, la cosecha de un futbolista argentino exitoso

Bodega Vinos de Potrero, la cosecha de un futbolista argentino exitoso. Con elaboración a cargo del enólogo Bernardo Bossi Bonilla, llega el Gran Malbec de Potrero 2015. Este un vino nacido en el corazón de los vinos de alta gama de Argentina: Valle de Uco. Forma parte del proyecto de la familia Burdisso. Ambos se enamoraron del vino y decidieron hacerlo parte de sus vidas

Bodega Vinos de Potrero posee una historia particular acerca del Gran Malbec de Potrero 2015. Se trata de un vino nacido en el Valle de Uco para compartir con amigos, tal como fue pensado por Nicolás Burdisso y su mujer.

Vinos de Potrero arrancó como un sueño tímido, como un ensayo. Fue construyéndose a partir del año 2008 cuando Belén Soler Valle y el futbolista Nicolás Burdisso compraron su primera finca y luego hicieron su primer vino en 2012. El proyecto se lanzó al mercado hace poco más de un año.

Hoy se comercializa en Argentina e Italia. Y recientemente se acaban de cerrar contratos para su distribución en Estados Unidos y Brasil. Los elogios y las excelentes críticas de los especialistas locales e internacionales no se han hecho esperar.

Gran Malbec de Potrero 2015 es un vino 100 % Malbec con pureza, elegancia, complejidad y reflejo de terroir. Todo al mismo tiempo. Fácil de decir, pero difícil de lograr.  Ya obtuvo importantes puntuaciones: Revista Decanter edición 2017 93; Robert Parker 90; Descorchados 94; Guía Peñin 89.

Terroir y potrero

Para concebir un vino de excelencia la vid necesita de un Terroir que desafíe al máximo su potencial. Al igual que ocurre en la formación de un jugador de excelencia. Necesita de un potrero que estimule sus virtudes y forje su talento.

En Argentina se conjugan ambos conceptos: Terroir y Potrero. Quien pueda destacarse con la pelota en una tierra árida, con desniveles y charcos de agua, tendrá un juego distinguido que se destacará en los mejores estadios del mundo.

Aquella vid que tolera el crudo frío de la noche y el abrasador sol del día, la falta de humedad y la altura de los Andes para sobrevivir, conseguirá que sus frutos maduren de manera excepcional.

“La idea comenzó como un ensayo, un sueño que fue construyéndose, en el que queríamos sentirnos cómodos, bien acompañados y seguros. Hoy tenemos la primera camada de vinos elaborados por profesionales que admiramos y queremos, que trasladaron sus conocimientos y sensibilidad a los vinos y que sobrepasaron los estándares de calidad que buscábamos”, cuentan Belén y Nicolás al hablar del proyecto.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.