Biden, polémica reunión con príncipe saudí Mohammed bin Salman

Biden, polémica reunión con príncipe saudí Mohammed bin Salman. Príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, a la derecha, saluda a Joe Biden, con golpe de puño.

Biden Mohammed bin Salman

El presidente Joe Biden sostuvo el viernes una reunión cuidadosamente coreografiada con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, el hombre al que una vez rechazó por abusos contra los derechos humanos, mientras los dos líderes buscaban restablecer uno de las relaciones diplomáticas más importantes del mundo.

El encuentro, que comenzó con un choque de puños cuando Biden salió de su limusina presidencial, podría remodelar las asociaciones de seguridad en el Medio Oriente y el flujo de petróleo en todo el mundo.

Las tres horas de Biden en el palacio real en Jeddah fueron vistas como una victoria diplomática para el príncipe heredero, quien ha tratado de rehabilitar su imagen, atraer inversiones al reino para sus planes de reforma y reforzar la relación de seguridad del reino con los EE. UU.

Biden pareció abordarlo como un paso necesario, aunque algo desagradable, para mejorar las relaciones con el principal exportador de petróleo del mundo en un momento de aumento de los precios del gas y preocupación por las ambiciones nucleares de Irán.

Críticas

La reunión provocó la indignación de los críticos que creían que Biden estaba abandonando sus promesas sobre los derechos humanos, particularmente en lo que respecta al asesinato de Jamal Khashoggi, un periodista residente en Estados Unidos que escribía para The Washington Post.

“El choque de puños entre el presidente Biden y Mohammed bin Salman fue peor que un apretón de manos, fue vergonzoso”, dijo en un comunicado Fred Ryan, el editor del Post. “Proyectó un nivel de intimidad y comodidad que le brinda a MBS la redención injustificada que ha estado buscando desesperadamente”.

Khashoggi fue asesinado por agentes del gobierno saudí hace cuatro años, y un informe de inteligencia estadounidense dijo que el príncipe heredero probablemente aprobó la operación.

Petróleo

Estados Unidos restó importancia a las expectativas de aumentos inmediatos en la producción de petróleo de Arabia Saudita, lo que podría ayudar a aliviar los altos precios de la gasolina que son políticamente perjudiciales para Biden en casa. Pero la Casa Blanca dijo que anticipó «más pasos» en las próximas semanas que «ayudarán a estabilizar los mercados considerablemente».

El acuerdo actual de la OPEP+ vence en septiembre, lo que abre la puerta a una producción potencialmente mayor después de eso.

El aumento de los precios de la gasolina, que se vio agravado por la invasión rusa de Ucrania, es uno de los factores que llevaron a Biden a reevaluar su enfoque hacia Arabia Saudita.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.