Argentina, el peso pulverizado por gobierno tóxico

Argentina, el peso pulverizado por gobierno tóxico. El peso de Argentina se desploma a un nivel récord mientras los nuevos controles del gobierno tóxico reprimen el mercado a días de elecciones.

Argentina peso gobierno tóxico

El peso en Argentina cayó a un mínimo histórico en el mercado paralelo mientras el país se prepara para una mayor volatilidad antes de las elecciones primarias clave del domingo con un gobierno tóxico echando a correr más disparates que sensatez.

El tipo de cambio paralelo, conocido localmente como dólar blue se debilitó hasta un 1,7% a alrededor de 591 pesos por dólar el lunes. El tipo de cambio oficial de Argentina cayó hasta un 1,4 %, la mayor caída intradía desde septiembre de 2020, lo que eleva la brecha entre ambos a más del 109 %.

En economía este disparate es una verdadera hecatombre, mientras la sociedad no puede seguir el ritmo de la inflación y la devaluación en un ajuste que ha sido la marca más notoria del gobierno elegido por Cristina Kirchner para regresar al poder.

Los operadores están sintiendo la presión después de que el regulador de valores de Argentina impuso nuevas restricciones que prohíben a los inversionistas negociar bonos soberanos denominados en dólares o American Depositary Receipts durante 15 días después de negociarlos en el mercado local.

Esta ha sido una operación común que se utiliza para eludir los controles cambiarios.

Las restricciones, que se anunciaron el 2 de agosto, se aplican a los corredores locales y cubren ciertos activos que se liquidan dentro de las 48 horas.

El 7 de agosto, el regulador ordenó a los corredores abstenerse de operar cuando consideren que están incumpliendo la normativa, sin esperar una advertencia oficial previa.

Primarias presidenciales

Los argentinos acuden a las urnas el 13 de agosto para elegir candidatos presidenciales que compiten por poner un límite a la inflación de tres dígitos y administrar una economía que ya está en recesión. Las elecciones finales ocurrirán en octubre próximo.

Si bien los mercados se han estado preparando para las primarias durante semanas, las expectativas de devaluación aumentaron después de que las encuestas de votantes, que rara vez se hacen públicas en Argentina, mostraron una brecha más estrecha entre la oposición y el partido gobernante.

La brecha en la intención de voto entre ambos partidos se redujo a 2,4 puntos desde los 5,6 del mes pasado, según un promedio de cinco encuestas, según la agencia local PPI.

“No vemos factores relevantes que puedan calmar la presión dolarizadora en estos 5 días previos a las primarias”, escribieron en un informe del lunes analistas del PPI encabezados por Pedro Siaba Serrate.

“El nivel de canje de blue-chip puede ser exuberante para el triunfo de la oposición, pero parece ‘barato’ si la coalición en el poder sale competitiva de las elecciones primarias”, concluyó el informe.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *