Antiguos israelitas usaban cannabis para ceremonias religiosas. Arqueólogos encontraron residuos de cannabis en artefactos de un antiguo templo, en el sur de Israel. Es la primera evidencia del uso de drogas en el antiguo Cercano Oriente.

Cannabis ceremonias religiosas

En un trabajo de investigación publicado en el Journal of the Institute of Archaeology de la Universidad de Tel Aviv. Los autores confirman que se encontraron rastros de una sustancia cannabinoide en un altar de piedra caliza, en un templo del siglo VIII a. C. en Tel Arad, en el desierto de Negev de Israel.

El sitio del templo fue descubierto en la década de 1960, cuando las excavaciones arqueológicas en Tel Arad, a unos 60 km al sur de Jerusalén, desenterraron un pequeño santuario perteneciente al antiguo reino de Judá, con muchas similitudes con el Templo bíblico de Jerusalén.

Se demostró que los esfuerzos realizados durante décadas para determinar la composición de los depósitos orgánicos negros que se habían encontrado en los dos altares de piedra caliza del templo no eran concluyentes, hasta ahora.

El estudio revela que el análisis químico realizado por la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Instituto Technion encontró que un altar contenía tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto psicoactivo que se encuentra en la marihuana.

Indicó que se quemó sobre estiércol animal seco, lo que sugiere que la resina de cannabis se había mezclado para permitir un calentamiento suave.

El segundo altar tenía rastros de incienso, que es uno de los ingredientes mencionados en la Biblia para el sacrificio de incienso en los antiguos templos judíos.

“Estos residuos bien conservados arrojan nueva luz sobre el uso de los altares de Arad del siglo VIII y sobre las ofrendas de incienso en Judá durante la Edad del Hierro”, dijeron los autores.

El descubrimiento del incienso y el cannabis en estos hallazgos sugiere que es probable que hayan sido importados a través de rutas comerciales de larga distancia.

“La presencia de incienso en Arad indica la existencia del comercio del sur de Arabia que tuvo lugar bajo el patrocinio del imperio asirio ya en el siglo VIII a. C.”, afirman los autores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí