Andrés Yares, héroe de la Cruz Roja Peruana. El voluntario de la Cruz Roja Peruana, Andrés Yares, lo ha sido durante diecisiete años, y desde 2019 ha estado apoyando como enfermero en actividades de salud dirigidas a migrantes.

Andrés Yares Cruz Roja

Debido a la pandemia de COVID-19, Perú ha mantenido sus fronteras cerradas desde el 16 de marzo hasta la fecha. Cientos de migrantes que estaban en tránsito no han podido abandonar el país. Además, muchos de ellos que ya están establecidos en el país se han quedado sin fuentes de ingresos, por lo que no pueden cubrir gastos como el alquiler.

Un gran porcentaje de estos migrantes no tiene acceso al sistema de salud peruano y, en un contexto como COVID-19, quedan desprotegidos, lo que aumenta sus riesgos para la salud.

Por esta razón, desde el 3 de abril, la Cruz Roja Peruana ha estado brindando atención médica en diferentes refugios en varios distritos de Lima.

Andrés Yares dice: “En 2019 comencé a trabajar en este proyecto, ayudando en los días de salud comunitaria. Visitamos muchos distritos en las afueras de Lima, donde no solo había migrantes, sino también personas locales en gran necesidad, y brindamos atención médica a todos”.

“Para mí es importante trabajar con migrantes porque son personas que, además de no estar en su país, tienen muchas necesidades insatisfechas. Muchos de ellos no tienen acceso a la atención médica o han tenido que suspender sus tratamientos porque una cita médica era demasiado costosa para ellos”, explica.

Desde abril hasta la fecha, la Cruz Roja Peruana, con el apoyo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha brindado más de 500 servicios de salud en refugios ubicados en seis distritos de Lima, así como información de salud, con énfasis en medidas preventivas contra COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí