Amazonía, videojuego da chances a jugadores para protegerla

Amazonía, videojuego da chances a jugadores para protegerla. Videojuego “Defensora Shihua” fue creado por alumnos y profesores de Instituto Toulouse Lautrec de Lima para jugadores leales a la Amazonía.

Amazonía videojuego jugadores

Conocido como “Defensora Shihua”, el videojuego fue creado por un grupo de estudiantes y profesores del Programa de Diseño de Videojuegos y Entretenimiento Digital del Instituto Toulouse Lautrec de Lima.

Para armar el juego, recibieron ayuda de la organización no gubernamental conservacionista Arbio.

En la vida real, “Shihua” es un pecarí de collar que Arbio encontró a una edad muy temprana después de separarse de su manada.

Se le dio ese nombre en honor a los majestuosos y milenarios árboles shihuahuaco que se encuentran en la Amazonía peruana y que están siendo sobreexplotados para su uso en pisos de madera.

Arbio dice que el juego tiene como objetivo “transmitir la importancia de proteger y preservar la vida silvestre, así como crear conciencia sobre los peligros que enfrenta la región amazónica todos los días”.

En el juego, “Shihua” debe ser guiado para proteger los árboles amenazados por la tala ilegal.

Los jugadores intentan acumular tantos metros cuadrados como puedan en línea.

Las extensiones de tierra que acumulan se reflejan luego en la preservación de metros cuadrados reales de selva amazónica que Arbio maneja y protege en la cuenca del río Las Piedras, en la remota región selvática de Madre de Dios.

Idea peruana

El coordinador de programas de estudios digitales del Instituto Toulouse Lautrec, Renzo Guido, dijo que el videojuego comenzó a concebirse dentro de las aulas.

Los estudiantes hicieron “toda la investigación” y trabajaron en el “concepto, idealización, desarrollo, el primer Alfa, el primer Beta”, dijo.

Los encargados de llevar a cabo el proyecto fueron los estudiantes Mateo Cayo, Cesar Ramos y Sergio Nicolini, así como los profesores Pablo Mansilla y Paz Nieto.

Los exalumnos y otros instructores de la universidad también participaron en aspectos como el diseño y las obras de arte, dijo Guido.

“No nos quedamos en la etapa de conceptualización. Hicimos el producto y fuimos más allá, diciendo que el videojuego de verdad iba a salvar algo que es tangible, que está siendo muy maltratado”, agregó.

El juego ya está disponible para descargar para diferentes sistemas operativos, y “hay gente que (ahora) lo está jugando”, dijo Guido.

“El que quiera ayudar, lo que tiene que hacer es jugar, acumular más puntos y más metros cuadrados”.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *