Amazonía, drásticamente amenazada para ministra brasilera

Amazonía, drásticamente amenazada para ministra brasilera. Ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, dijo en cumbre ambiental: “La Amazonía está drásticamente amenazada». Alertas regionales.

Amazonía amenazada

Cuando los políticos comenzaron a llegar a la sofocante ciudad de Belém en la Amazonía en Brasil, la ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, dijo: “Venimos aquí con la claridad que Amazonas está drásticamente amenazada. No podemos permitir que llegue a un punto sin retorno. Y será imposible revertir este proceso si trabajamos de manera aislada”.

Entre los temas en la primera reunión de este tipo de la OTCA en 14 años se encuentran un posible acuerdo para detener la deforestación para 2030 y los esfuerzos conjuntos para combatir la minería ilegal desenfrenada y los grupos del crimen organizado que están reforzando su control sobre la región de la selva tropical.

El presidente de Colombia ha estado presionando para que se ponga fin a la exploración de petróleo y gas en el Amazonas, aunque las medidas brasileñas para desarrollar un campo petrolero cerca de la desembocadura del río Amazonas complican esos esfuerzos.

Se espera que los miembros de la OTCA presenten un comunicado final, conocido como la Declaración de Belém, al final de la reunión de dos días. Los expertos dicen que es probable que contenga estrategias de colaboración para combatir la deforestación y financiar iniciativas de desarrollo sostenible, y la creación de un centro de aplicación de la ley en la ciudad brasileña de Manaus para promover la cooperación entre las fuerzas policiales regionales.

Los desafíos a los que se enfrentan los miembros del grupo son casi tan inmensos como el propio Amazonas, una región en expansión de 6,7 millones de kilómetros cuadrados que, si fuera un solo país, sería el séptimo más grande de la Tierra.

Región

Además de casi 50 millones de personas, la región alberga aproximadamente 400 mil millones de árboles pertenecientes a 16 000 especies diferentes, más de 1300 especies de aves, decenas de miles de especies de plantas y el 20 % de los recursos de agua dulce del mundo. También se estima que contiene más de 120 mil millones de toneladas de carbono, lo que lo convierte en un sumidero de carbono vital.

Pero durante el último medio siglo, el avance de la ganadería, la tala, la minería, el cultivo de soja y la exploración petrolera ha devastado grandes extensiones de la región, empujándola hacia lo que los científicos temen que podría ser un punto de inflexión irreversible que provocaría la muerte del bosque.

Los grupos mafiosos transnacionales también han ampliado su presencia, y un alto jefe de policía brasileño advirtió recientemente que los “insurgentes criminales” podrían apoderarse de partes de la Amazonía con consecuencias nefastas para la selva tropical y sus habitantes.

En los días previos a la cumbre, miles de activistas indígenas se reunieron en una cumbre paralela en Belém para exigir un mayor apoyo del gobierno en su lucha por defender la selva tropical. Los peligros de tales esfuerzos quedaron al descubierto el año pasado con los asesinatos del periodista británico Dom Phillips y el experto indígena brasileño Bruno Pereira.

Los activistas también están presionando para que se comprometa a proteger el 80 % de la Amazonía para 2025.

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *