Amazonía anunció que tiene su propia conferencia eclesial. Tras el Sínodo del Amazonas y la exhortación apostólica “Querida Amazonía”, se creó una conferencia eclesial del Amazonas, a propósito de la situación sanitaria.

Amazonía conferencia eclesial

Esta es una de las respuestas dadas por los padres sinodales a la exhortación Querida Amazonia. El Consejo Episcopal Latinoamericano (CEPAM) y la Red Eclesial Pan-Amazónica (REPAM) anunciaron el 29 de junio la creación de una conferencia eclesial en la Amazonía.

Prácticamente reunidos en una asamblea constituyente los días 26 y 29 de junio, los padres acordaron lanzar este nuevo órgano eclesial transnacional. Los votantes aprobaron por unanimidad el nombre, su composición, su modo de operación que apunta a una “sinodalidad cada vez mayor”, en el espacio específico de la cuenca del Amazonas.

Al final del sínodo para la Amazonía que se llevó a cabo del 6 al 27 de octubre de 2019, se propusieron “crear un organismo episcopal que promueva la solidaridad dentro de la Iglesia de la región de la Amazonia” .

En Querida Amazonia, publicado el 12 de febrero de 2020, el Papa Francisco había invitado a los amazónicos, laicos, consagrados y sacerdotes, a “implementar” su exhortación, sin cerrar la puerta a la idea de un órgano eclesial permanente en el piscina.

El cardenal Claudio Hummes, ya presidente de REPAM, encabeza esta nueva conferencia eclesial. El obispo David Martínez de Aguirre Guinea, vicario apostólico de Puerto Maldonado en Perú, por su parte, se convierte en vicepresidente.

Unidad en la diversidad

La nueva conferencia insiste en la importancia de “reflejar la unidad en la diversidad”: su comité ejecutivo está compuesto por un obispo que representa a las diversas organizaciones eclesiales, en particular las Conferencias Episcopales del territorio amazónico, CELAM y REPAM, en la persona del arzobispo Eugenio Coter, vicario apostólico de la diócesis de Pando en Bolivia.

Así se designaron dos laicos y una persona consagrada: Patricia Gualinga para el pueblo Kichwa-Sarayakú, la Hermana Laura Vicuña Pereira para el pueblo Kariri y Delio Siticonatzi, para el pueblo Asháninka.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí