Selva peruana contiene plantas para combatir el paludismo

Selva peruana contiene plantas para combatir el paludismo. Lo confirma estudio del médico Pedro Vásquez-Ocmín, galardonado con premio Atlas, ya reportado en el Journal of Ethnopharmacology. Los usos tradicionales de plantas medicinales en la selva peruana están respaldados por la ciencia. Muestras de plantas identificadas por personas de comunidades del camino Iquitos-Nauta han sido estudiadas en laboratorio. Contienen extractos dañinos para los parásitos protozoarios, responsables de malaria y otras enfermedades infecciosas tropicales.

Selva Iquitos-Nauta

Los nuevos hallazgos allanan el camino para la identificación de nuevos compuestos prometedores y el desarrollo de fármacos, dicen los investigadores. El trabajo de Pedro Vásquez-Ocmín ha sido seleccionado por un comité científico internacional para recibir el Premio Atlas de este mes.

Además fue seleccionado entre diez nominaciones que demuestran el impacto potencial en las vidas de las personas en todo el mundo.

«Estas personas viven al borde de la ciudad y del bosque. Hay muchos aspectos rurales en sus vidas», dijo Alexandre Maciuk, de la Universidad Paris-Saclay en Francia. «Ellos interactúan mucho con el bosque. Significa que su conocimiento de los recursos forestales es bastante extenso. Pero al estar cerca de la ciudad, también saben bastante sobre la medicina moderna.

«No están tan lejos del médico, y saben qué es la malaria. Es un parásito. Así que tienen este concepto moderno de medicina y lo mezclan con el conocimiento tradicional», agregó Maciuk.

El equipo de investigación, dirigido en el campo por Elsa Rengifo y Pedro Vásquez-Ocmín del Instituto de Investigaciones de la Amazonia Peruana, encuestó a 75 campesinos de la provincia de Maynas, ubicada en la región de Loreto, Perú.

Elsa Rengifo y Pedro Vásquez-Ocmín trabajando para el Instituto de Investigaciones de la Amazonia Peruana

Buscaban conocer qué plantas tradicionalmente eran usadas para tratar la malaria. Después de hacer una lista de plantas nombradas por al menos cinco participantes del estudio, verificaron y recolectaron las especies de plantas indicadas. Luego produjeron un extracto de una pequeña cantidad de plantas secas y trituradas.

Los investigadores probaron la capacidad de esos extractos para dañar los parásitos protozoarios, incluyendo Plasmodium falciparum (que causa la malaria), Leishmania donovani (que causa leishmaniasis), y Trypanosoma brucei gambiense (que causa la enfermedad africana del sueño).

Los resultados proporcionan una lista de candidatos para una mayor investigación antiprotozoaria. «El uso tradicional de las plantas y los métodos utilizados para tratar estas enfermedades es parte de la riqueza de la cultura mixta de los mestizos rurales», escribieron los investigadores. «Estas comunidades pueden compartir fácilmente este conocimiento. Es un recurso que debe respetarse y preservarse con la creación de farmacopeas indígenas».

Indígenas de Perú son excluidos en el desarrollo del Amazonas

Recommended For You

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.