Perú, el potencial del país no se traduce en la economía

Perú, el potencial del país no se traduce en la economía. EPU, el único fondo cotizado en bolsa estadounidense dedicado a las acciones peruanas, ha bajado un 13 por ciento este año. Un rendimiento un poco menos malo que el índice MSCI Emerging Markets.

Perú país

Entre las economías en desarrollo, el Perú a menudo pasa desapercibido. La nación ocupa un escaso porcentaje del Índice de Mercados Emergentes de MSCI y los puntos de referencia regionales de América Latina. Esto significa que los inversores que buscan exposición a las acciones peruanas a menudo recurren al ETF iShares MSCI Perú.

El Perú es rico en recursos naturales. A fines de octubre, Perú exportó más de $ 10.3 mil millones de cobre en bruto. “Perú ya es el segundo mayor exportador de cobre del mundo y las recientes elecciones indican que está preparado para apostar aún más en la minería”, dijo IHS Markit en una nota reciente.

Como en el caso del ETD iShares MSCI Chile Capped, que ha bajado casi un 20 por ciento este año, la EPU puede y sigue los precios del cobre a la baja. El Fondo de Cobre de los Estados Unidos, una estrategia de cobre basada en futuros, bajó un 18.5 por ciento este año.

El rendimiento rezagado de Copper este año está teniendo un profundo impacto en la EPU. Las segundas y terceras exportaciones más grandes de Perú, el oro y el petróleo, no se combinan para el mismo nivel de exportaciones medido en dólares que el cobre. Sin embargo, algunos observadores del mercado consideran que los planes de Perú para aumentar las expectativas de cobre son una buena idea.

“Es una jugada inteligente, ya que la economía mundial, en particular China, lo hace bien”, dijo Markit. “El cobre es esencial para hacer que las tuberías y el cableado eléctrico se instalen en nuevas casas y automóviles, por lo que es esencial a medida que la economía alcanza nuevas etapas de desarrollo”.

Perú es rico en cobre, lo que ha llevado a algunas de las compañías mineras más grandes del mundo a operar allí, pero el costo de hacer negocios en Perú no es barato.

“Pero para las compañías mineras internacionales que comenzaron a viajar a Perú desde la década de 1970, siempre ha habido un problema”, dijo Markit. “El país tiene uno de los movimientos anti-mineros más fuertes del mundo, que se remonta a los que lucharon contra los conquistadores en el siglo XVI. Las empresas mineras deben invertir cientos de millones de dólares para obtener permisos, que dependen de la voluntad política para permitir la excavación de minas y la construcción de plantas de procesamiento”.

Deja un comentario