Lima, la ciudad nublada donde casi nunca llueve

Lima, la ciudad nublada donde casi nunca llueve. Hogar de 10 millones de personas se caracteriza por una gama de zonas climáticas atípicas. El fenómeno se explica por la influencia de la corriente de Humboldt.

Lima nublada

A la capital del Perú se la conoce como la Lima nublada. La ciudad que encanta por sus características exóticas, no registra ninguna lluvia a pesar de su presencia en una zona tropical.

Además de la ausencia casi total de lluvias durante los 12 meses del año, la capital  se caracteriza por un alto índice de humedad y cielo nublado la mayor parte del tiempo, lo que sugiere al visitante de Lima que lloverá pronto. Algo que nunca pasa.

La corriente fría de Humboldt a lo largo de la costa de la ciudad reduce drásticamente la temperatura del agua, lo que la hace más fría que el promedio correspondiente a la latitud tropical en la que se encuentra Lima.

Esta situación, al igual que los Andes circundantes, actúa como una barrera natural, formando una capa semipermanente de nubes extremadamente densas de bajo nivel que impiden el paso de la radiación solar directa y, en consecuencia, la formación de nubes que generan lluvia.

Nelson Quispe Gutiérrez, funcionario del Servicio Meteorológico e Hidrológico Nacional del Perú, dijo que “la zona de alta presión sobre el Pacífico Sur está causando la corriente de Humboldt”. Afirma que la precipitación media anual sobre Lima es de unos 15 mm.

Esto no significa la ausencia de fenómenos meteorológicos excepcionales que pueden generar fuertes lluvias, como en 2012 cuando la ciudad registró 30 mm de lluvia en dos horas o fuertes lluvias que causaron inundaciones en la capital peruana como las que ocurrieron en 1970.

Lima no está lista para las fuertes lluvias de hoy debido a la falta de inclusión climática en las políticas públicas de la capital, dijo Gutiérrez.

Sin embargo, a pesar de la ausencia de lluvias, Lima es una ciudad verde, con calles verdes, jardines ecológicos y parques atractivos, lo que hace difícil creer que la capital peruana no registre ninguna lluvia durante todo el año.

Deja un comentario