Ingrid Encalada Latorre, peruana indocumentada cuenta su historia

Ingrid Encalada Latorre, peruana indocumentada cuenta su historia. Refugiada en una Iglesia Unitaria Universalista de Colorada, quiere que otros en su situación sepan que usar documentos de identificación falsos o robados tiene graves consecuencias.

Ingrid Encalada Latorre

“Quiero educar a la comunidad para que no hagan lo que yo hice”, dijo Enacalda Latorre. “Tiene muy malas consecuencias. Cuando compré esos papeles hace mucho tiempo, no sabía que fuera de otra persona”.

Encalada Latorre llegó ilegalmente a los Estados Unidos cuando era una adolescente y compró un número de Seguro Social por 100 dólares para poder trabajar como lavaplatos en un asilo de ancianos. Siete años más tarde fue arrestada por un delito grave, ya que el número resultó ser de alguien y no era falso.

Encalada Latorre más tarde se declaró culpable del delito grave (dice que recibió un mal consejo legal) y la convicción hizo que perdiera la oportunidad de obtener una posición legal en aquel país.

Durante su estadía en el Santuario, Encalada Latorre trabajó en una “Resolución del Pueblo” que pedía caminos legales a la ciudadanía para ella y otros tres inmigrantes indocumentados que viven en el santuario de las iglesias de Colorado.

Su última campaña, No Mas Chuecos, o #NoMasChuecos, está orientada a advertir a los inmigrantes indocumentados que compren números de identificación falsos o robados y los alienten a solicitar una licencia de conducir y un número de identificación de contribuyente individual.

“Chueco” es la jerga hispana se refiere para documentos y números de identificación falsos o robados. El sitio web, nomaschuecos.org, proporciona recursos para inmigrantes indocumentados, incluida información sobre abogados de inmigración y cómo obtener documentos legalmente.

El gobernador John Hickenlooper, quien deja el cargo el 8 de enero, rechazó su solicitud anterior de un indulto.

Deja un comentario