Comunidades de la Amazonía utilizan drones para defender sus tierras

Comunidades de la Amazonía utilizan drones para defender sus tierras. Las madereras y la industria de aceite de palma continúan diezmando la selva. Y quienes viven en ella utilizan la tecnología  para defenderse de los abusos. Es el caso de las comunidades indígenas del norte de Perú, entre Yurimaguas y Lagunas. Recurrieron a drones al percibir obras de una nueva carretera que atraviesa sus tierras.

Comunidades Amazonía

Las nuevas carreteras a través del Amazonas significan que las empresas madereras y mineras se preparan para ingresar a la región. A cosechar sus recursos naturales y sembrar grandes plantaciones de un solo cultivo. Esto además arruina la biodiversidad de la región.

Amazonía en Perú ya ha perdido más de 1 millón de hectáreas de bosques en los últimos 15 años. Y las comunidades indígenas están viendo que sus aguas se contaminan cada vez más y sus tierras se secan.

El problema se agravó debido a que el camino no fue autorizado por el Ministerio de Transporte y Comunicaciones de Perú. Es el organismo que debe aprobar tales proyectos y supervisar un proceso de consulta de la comunidad. Nada de eso sucedió Y debido a que la construcción estaba fuera de la ley, las comunidades indígenas necesitaban pruebas irrefutables para presentar al gobierno.

Amazonía y drones

La evidencia en forma de imágenes fue capturada por drones. La Asociación Interétnica para el Desarrollo de la Selva Peruana se asoció con Oxfam para desplegar un dron por las comunidades indígenas. Este permitió a los miembros de la comunidad realizar un seguimiento de los cambios en sus tierras y proporcionar datos de ubicación precisos para saber dónde ocurren estos cambios.

En el caso de la carretera, que estaba siendo construida por una empresa de aceite de palma, las comunidades indígenas pudieron mostrar imágenes a las agencias gubernamentales. Y lograron detener la construcción. Waldir Eulogio Azaña dijo que es una reafirmación del gobierno frente la os desarrolladores, las empresas.

El programa de drones, dice el gerente del programa de Oxfam, Neal McCarthy, todavía está en la fase piloto. Existe un único dron y se despliega cuando una de las 109 comunidades indígenas detecta un desarrollo invasivo.

En Oxfam, McCarthy dirige la iniciativa de Tecnología de Comunicaciones de Información para el Desarrollo. “Financia interesantes programas habilitados con tecnología”, dice. “No está liderado por la tecnología: estamos realmente tratando de financiar ideas que usan tecnología para aumentar un proceso existente”.

Oxfam trabaja hace varios años para apoyar los derechos territoriales indígenas. También equipó a los líderes de la comunidad con teléfonos inteligentes. Les permite tomar fotografías etiquetadas con GPS de los cambios e infracciones.

Aunque el programa de drones sigue siendo muy limitado, la información demostró la existencia de un camino ilegal. A Azaña le gustaría que cada una de las 109 federaciones que supervisa AIDESEP esté equipada con su propio dron. Será una forma de cambiar las tendencias de la deforestación y los desarrollos impulsados ​​por la industria en el país, y permitir a las comunidades indígenas utilizar la tecnología para reforzar sus reclamos sobre sus tierras .

Jean-Michel Cousteau será anfitrión de tres viajes a través de la Amazonía en Perú

Deja un comentario